Nuestra metodología de consultoría colaborativa permite implementar cambios permanentes mediante soluciones fundamentales creadas a partir de la propia organización, la cual logra, entre otros beneficios, desarrollar un pensamiento sistémico autónomo, capaz de visualizar causas de origen y facilita el desarrollo de aptitudes de aprendizaje y mejora continua.

Hoy adquiere mucha relevancia el papel que la consultoría tiene como parte esencial en el desarrollo de las empresas; en este sentido, mi función como consultora es proporcionar observaciones finas, investigaciones sensibles, análisis concentrados, llevar al orden de la aplicación técnicas y estrategias, integrar las ideas creativas al proceso innovador y cambiante en el que vivimos y coadyuvar con la toma de decisiones.

El proceso de consultoría es sumamente útil para las organizaciones modernas que quieren mejorar su desempeño, acceder a nuevos mercados y mantenerse dentro de la línea de innovación que marca nuestra era. Es una visión imprescindible pues representa una visión externa con capacidad de mirar los “puntos ciegos” que la propia organización está impedida para ver, pues de manera interna, las personas se encuentran integradas en un rol de rutina que no deja espacio para percibir momentos fundamentales que bien explorados, son los que consolidan el éxito y el crecimiento de la organización. En este punto es donde inciden principalmente los consultores, que con una mirada fresca pueden generar discusiones que permiten repensar para encontrar nuevas soluciones.

Otro punto fuerte de la consultoría, está dado por la experiencia del consultor en el área de la resolución de problemas, negociación y gestión de los cambios, todos ellos indispensables en nuestro mundo globalizado, altamente competitivo y con perfiles cada vez más diferenciados de los servicios y productos a ofrecer.

El consultor es un catalizador de cambios que propone ideas, las discute, las enriquece, argumenta y enseña a la empresa-cliente a caminar por sus propios medios en pos del éxito. Por otro lado, el trabajo del consultor sólo tendrá resultados positivos es fruto de la acción conjunta, armónica y sustentable con la empresa cliente; puesto que mientras que el consultor domina técnicas, genera dinámica y encuentra vistas para la empresa, es el empresario quien domina las realidades de la organización.

Es importante mencionar que en METACONSULTEC® contamos con una metodología propia de consultoría para el desarrollo de competencias empresariasles: SIDECO, así como otras metodologías con respaldo internacional como SIMAPRO, que ha sido implementada ya en más de 14 países latinoamericanos y sigue sumando casos de éxito.

Solicitar Ahora

Somos Red Conocer
Somos Consultores SIMAPRO
Somos Empresa Desarrolladora de sistemas web

Desarrollo de software y Páginas Web

PARA QUE TU NEGOCIO FUNCIONE

USUARIOS ATENTIDOS

6 5 8 8 3

ACCESO A REDES


Google +

Contáctanos

Cursos Capacitación Consultoría Coaching Centro evaluador Competencias laborales Evaluación Clima laboral Planeación estratégica Entrevista por competencias Calidad en el servicio Outplacement DNC por competencias Administración de proyectos Comunicación Desarrollo humano Coaching juvenil SIMAPRO Certificaciones Teletrabajo Manejo del estrés Sistemas de gestión de calidad Implementaciones Metodología e-Learning Aula virtual Plan de Negocios Productividad Negocios Liderazgo Coaching para Ejecutivos Aula virtual Desarrollo Organizacional Organizaciones Inteligentes Responsabilidad Social Medio Ambiente Modelo de Sustentabilidad ISO 14000 Investigación de Mercado Seguridad Laboral Competencias Laborales Diseño de Cursos en Línea Assessment Formación de Auditores Internos ISO 9001:2015